Solicitar una demo
    1 de mayo de 2020

    La prevención del fraude amistoso y del fraude por contracargos como una ventaja competitiva

    Fraude amistoso

    En esta época en que la industria global del comercio electrónico tiene un valor de $2.8 billones, el viejo dicho “el dinero es la raíz de todos los males” podría transformarse apropiadamente en “las compras son la raíz de todos los males”.

    Las cifras recientes sobre el fraude pueden darle escalofríos a cualquier negocio. De acuerdo con Experian, el fraude en el comercio electrónico aumentó en un 30 % en 2017 mientras las ventas totales en línea aumentaron en un 16 %. Esto significa que la cantidad de actividades fraudulentas está aumentando al doble de velocidad que las ventas en el comercio electrónico.

    Lo que resulta aún más desafiante es que no todas estas actividades fraudulentas constituyen fraude real. El fraude amistoso y el fraude por contracargos se han convertido en una fuga de ingresos para las empresas en línea. Según Shopify, las empresas perderán al menos $25 000 millones a causa del fraude amistoso para 2020. Además, el 80 % de quienes han presentado contracargos admiten haberlo hecho por conveniencia.

    Se espera que el fraude amistoso y el fraude por contracargos aumenten, y es por eso por lo que los expertos instan a las empresas a que los combatan en conjunto. https://info.trustvesta.com/guide-to-chargeback-management Sobre todo, es importante para las industrias en las que más predominan los contracargos y el fraude amistoso, como las siguientes:

    • Indumentaria
    • Muebles
    • Productos de alta gama
    • Contenido digital
    • Productos que se pueden revender con facilidad, como los equipos electrónicos

    ¿Cuál es la diferencia entre el fraude por contracargos y el fraude amistoso? Un caso de fraude amistoso equivale a un error honesto por parte de un cliente. Por ejemplo, puede presentar un contracargo con su banco si el artículo que recibió no coincidía con el producto que aparecía en el sitio web. En definitiva, no tiene una intención fraudulenta ni maliciosa. Por otro lado, el fraude por contracargos ocurre cuando un cliente realiza una transacción legítima y miente deliberadamente sobre ella.

    Poder prevenir las posibles pérdidas financieras a causa del fraude real, los contracargos y el fraude amistoso te dará las siguientes ventajas competitivas:

    Mayor capacidad para captar clientes

    El reconocido experto en mercadotecnia digital, Ryan Deissindicó: “Quien pueda y esté dispuesto a gastar más dinero para conseguir un cliente, gana”. En pocas palabras, para ganar dinero, tienes que gastar dinero.


    “Quien pueda y esté dispuesto a gastar más dinero para conseguir un cliente, gana”.

    – Ryan Deiss

    Ahora, piensa en cuánto dinero has perdido recientemente a causa de los contracargos y el fraude amistoso. Imagina todas las campañas de captación de clientes que podrías haber llevado a cabo con ese monto y cuánto retorno de la inversión podrías haber generado.

    Está claro que los contracargos y el fraude amistoso no son solo fugas de ingresos para las empresas, pero también se están perdiendo posibles oportunidades de hacer crecer los ingresos si hubieran destinado más dinero a captar clientes.

    Centra tus energías en lo importante

    Decir que el ámbito del comercio electrónico es competitivo es un eufemismo, sobre todo en las industrias enumeradas anteriormente que son vulnerables a los contracargos y el fraude amistoso. Los negocios como el tuyo deberían ser estratégicos en cuanto a la forma en la que administran su tiempo y su energía; idealmente, deberían centrarse en las funciones comerciales que contribuyen al aumento de las ganancias.

    Afrontar los contracargos y el fraude amistoso definitivamente no es una de estas actividades rentables. Por supuesto que puedes recuperar una parte de los ingresos que se podrían haber perdido, pero el índice de victorias en los casos de contracargos es bajo: solo el 50 % gana el 30 % de los casos de contracargos y el 20 % de ellos gana menos del 15 %.

    Implementar salvaguardias contra los contracargos y el fraude amistoso te ahorra el tiempo que tendrías que dedicar a contrarrestar las tarifas y las sanciones en las que podrías incurrir. Y en el acelerado mundo del comercio electrónico, la empresa que dispone de más tiempo y energía para enfocarse en los centros de beneficio de su empresa ya está muy por delante en la carrera.

    Guía de gestión de contracargos de Vesta

    La amenaza del fraude siempre está presente, y más aún en el universo de las compras en línea. Los negocios de las industrias vulnerables deberían invertir en las soluciones, las tecnologías y las herramientas adecuadas de manera colectiva para evitar que los contracargos y el fraude amistoso consuman sus ganancias. De este modo, podrían obtener una ventaja competitiva para destacarse en su actividad.

    Vesta Corporation es pionera en el procesamiento de transacciones de pago con tarjeta no presente (CNP) totalmente garantizadas para las empresas de comercio electrónico. Ofrecemos soluciones de pago con protección ampliable y servicios patentados de protección contra el fraude. Nos centramos en proteger tus ingresos de los contracargos y del fraude para que puedas enfocarte en el crecimiento estratégico de tu compañía. Puedes solicitar una demostración de nuestros servicios aquí.

    Vesta

    Otras publicaciones que te pueden interesar