Solicitar una demo
    22 de julio de 2020

    Cómo disputar un contracargo correctamente

    woman-in-brown-coat-holding-a-bank-card-3784391 (3)

    Los contracargos son la pesadilla de las empresas, sobre todo de los que desarrollan su actividad en línea.

    Para 2026, se perderá la impresionante cifra de $42 000 millones a causa del fraude con tarjetas en todo el mundo. Como los pagos en línea se están convirtiendo en la norma, la mayoría de estas pérdidas se relacionan con las transacciones con tarjeta no presente (CNP). A medida que más personas realizan compras en línea, las empresas deben protegerse de los crecientes índices de contracargos para asegurar sus resultados. Como negocio, es probable que desees impugnar todos los contracargos. Por desgracia, no están diseñados para favorecer a las empresas. Existen formas de inclinar la balanza a tu favor cuando

    te enfrentas a las disputas. La clave para ganar es comprender cómo funcionan los contracargos y conocer la forma correcta de
    impugnar una disputa.

     

    ¿Qué es un contracargo?

    Un contracargo se produce cuando el banco anula una transacción que ya se había completado y devuelve el dinero al comprador que realizó el reclamo.

    A diferencia de los reembolsos, los compradores no tienen que devolver sus compras. Además, las empresas no tienen ningún control a lo largo del proceso. Si el banco decide que el contracargo es válido, se quita el monto de la transacción disputada de la cuenta del negocio y se acredita a la cuenta del comprador. Para los clientes, los contracargos son estupendos, ya que los protegen de las estafas y de las empresas sospechosos. Sin embargo, no son tan convenientes para las empresas.

    Esto ha llevado a que los estafadores se aprovechen del sistema utilizando los datos de las tarjetas de crédito comprometidas para atacar a las empresas. Cuando las víctimas se dan cuenta de que les están cobrando por compras que no realizaron, presentan contracargos, que siempre acaban costándole al empresa.

    ¿Cómo afecta a tu empresa?

    Además de perder la venta (y las existencias si se trata de un producto físico), las empresas son responsables de todos los costos relacionados con la gestión del contracargo.

    Los negocios de comercio electrónico son los que más sufren, dado que perder las disputas repercute de manera muy negativa en los márgenes de ganancias que ya son estrechos. Además, si los índices de contracargos de tu empresa superan el límite permitido, pueden imponerte una gran multa, suspenderte la cuenta de negocios o ambas cosas.

    A continuación, se incluyen medidas recomendadas que puedes tomar para disputar los contracargos de manera efectiva.

    1. Comprender el proceso de los contracargos

    Muchas veces, las empresas pierden los contracargos porque no están bien informados sobre cómo funcionan, lo que dificulta la implementación de una defensa sólida. El proceso es complejo, pero vale la pena conocerlo. Cuanto más sepas sobre los contracargos, más posibilidades tendrás de ganar los casos (ya que sabrás qué cuestiones influyen sobre la decisión final del banco).

    En resumen, cuando alguien presenta una disputa en tu contra, el banco reembolsa temporalmente el dinero a quien la presentó y, luego, te concede un plazo para contrarrestar la disputa. El resultado depende en gran medida de las declaraciones de ambas partes. Por lo tanto, es importante brindar la mayor cantidad posible de pruebas.

    2. Mantener registros precisos y completos sobre las transacciones

    Debes comprobar que el pedido se ejecutó como se había acordado. Para ello, debes proporcionar detalles, como los siguientes:

    • El recibo de la compra. Se aceptan tanto los recibos digitales como físicos
    • Pruebas de la entrega. Los correos electrónicos de confirmación de envío, los recibos de entrega y la firma del cliente son datos que conviene tener a mano
    • La dirección de facturación/envío y el AVS Poder verificar la dirección del comprador con el sistema de verificación de dirección (Address Verification System, AVS) de tu solución de pago es una ventaja

    Si no cuentas con un sistema que capte la información de las transacciones, es momento de invertir en uno, ya que todos los detalles son importantes cuando se resuelve una disputa.

    3. Revisar el código de motivo

    Los contracargos tienen códigos específicos para identificar el motivo de la disputa. Debes comprender bien los códigos para reunir las pruebas correctas a fin de comprobar que el pedido es válido.

    Cada red de tarjetas de crédito tiene sus propios códigos distintivos, pero son similares en cuanto a la definición de los motivos de los contracargos.

    4. Redactar una carta de refutación

    Cuando hayas reunido las pruebas, redacta una carta en la que expliques tu versión de la disputa. Por lo general, tienes alrededor de una semana (entre 7 y 10 días) para dar una respuesta. Por ello, es importante que reúnas las pruebas que necesitas rápidamente.
    Una buena carta de refutación incluye los detalles de la transacción mencionados anteriormente y pruebas convincentes de que la compra se ejecutó correctamente. Recuerda que la carta debe ser profesional, concisa y directa.

    5. Tomar medidas y disputar el contracargo

    Protegerse de los contracargos y reducir al mínimo las disputas
    Puedes dedicar trabajo a disputar los contracargos, pero aún así estos pueden agotar los recursos humanos y fiscales de tu empresa. Habiendo dicho esto, la mejor manera de combatir los contracargos es evitar que se conviertan en un problema en primer lugar. Una protección adecuada contra el fraude detecta y bloquea las transacciones fraudulentas antes de que se procesen los pagos, evitando así que se produzcan contracargos.

    Blog-Banner-V2

    Si sigues los pasos mencionados anteriormente, tendrás sólidos fundamentos jurídicos. Ten en cuenta la manera en que tu banco acepta las cartas de refutación y asegúrate de presentar la tuya antes de que finalice el plazo de apelación.

    Vesta garantiza a tu empresa el 100 % de los pagos de las transacciones CNP aceptadas y te quita la responsabilidad del fraude por contracargos.

    Nuestra solución inteligente en tiempo real te protege del fraude sin añadir fricción a la experiencia del cliente.
    Descubre cómo podemos ayudar a tu empresa a eliminar los contracargos y aumentar las ganancias.

    Solicita una demostración en directo de nuestros servicios aquí.

     

    Vesta

    Otras publicaciones que te pueden interesar