Prevención del fraude para proveedores de servicios de pago

     

    PSP-ecosystem

    El ecosistema mundial de los pagos está atravesando un cambio revolucionario hacia el comercio digital. En los últimos años, se ha observado un notable crecimiento de las transacciones en línea y el volumen total de pagos (TPV) tuvo un incremento del 51 % en 2021 en comparación con el año anterior.

    Mientras la industria se adentra en 2022, los expertos prevén grandes aumentos del TPV en comparación con 2021. Sin embargo, en medio de esta rápida expansión, el problema del fraude en los pagos en línea se presenta como un desafío importante, que requiere un enfoque integral de prevención del fraude.

    Comprensión del panorama de los pagos

    El aumento de las transacciones digitales trae consigo un problema cada vez más complejo: cómo lidiar con los estafadores. Con el crecimiento de los pagos digitales, las empresas ahora enfrentan la apremiante necesidad de comprender sus perfiles de pago, gestionar los riesgos y afrontar el cambiante panorama de las amenazas. Esto implica un riesgo financiero y operativo importante, que obliga a las empresas a abordar este problema de forma proactiva.

    Los costos crecientes de la prevención del fraude

    Según el Merchant Risk Council, los gastos incurridos por las empresas para combatir el fraude en línea se quintuplicaron entre 2019 y 2021. El gasto de las empresas de comercio electrónico en prevención del fraude que era de un promedio del 2 % de sus ingresos anuales en 2019 se disparó a un impactante 10 % en 2021. A pesar de esta considerable inversión, las empresas siguen enfrentándose al desafío de combatir tácticas cada vez más sofisticadas.

    Para acentuar el carácter apremiante de la situación, los datos del Banco Central Europeo revelaron que las transacciones fraudulentas con tarjetas ascendieron a 1030 millones de euros en la eurozona, lo que recalca la necesidad de medidas sólidas de prevención del fraude. La carga financiera no recae solo sobre las empresas, sino también sobre los consumidores y la economía en general.

    La paradoja de los PSP

    En la búsqueda de una prevención efectiva del fraude, muchas empresas confían en las soluciones de valor añadido que ofrecen sus actuales proveedores de servicios de pago (PSP). Sin embargo, aunque este enfoque pueda parecer conveniente, conlleva posibles costos a largo plazo. A medida que los ataques se vuelven más sofisticados, las herramientas diseñadas para combatirlos deben avanzar en la misma magnitud.

    Los PSP enfrentan una situación delicada. Deben gestionar la exposición al riesgo de su cartera mientras garantizan altos índices de conversión para sus empresas. El desafío se intensifica en la Unión Europea, donde la segunda directiva de servicios de pago (PSD2) obliga a los adquirientes a aplicar estrictos índices de fraude para ofrecer exenciones de análisis de riesgo de transacción (TRA) a las empresas. Lograr este equilibrio es complejo y puede llevar a que algunas empresas queden desatendidas.

    Los riesgos de las soluciones contra el fraude inadecuadas

    Depender solo de las herramientas de prevención del fraude de los PSP puede resultar costoso. Las compañías de lucha contra el fraude, como Vesta, observan que esa dependencia en las soluciones básicas de los PSP puede suponer la pérdida de conversiones para las empresas. Además, las soluciones contra el fraude de muchos PSP se basan en tecnologías antiguas, que se caracterizan por sistemas estáticos basados en reglas que carecen de flexibilidad y escalabilidad. Estas limitaciones dan como resultado decisiones imprecisas sobre el fraude e índices elevados de declinaciones en falso, que repercuten tanto en los ingresos como en la experiencia del cliente.

    Y este es precisamente el punto en el que las empresas se equivocan: declinar excesivamente a los buenos clientes no es mejor que dejar entrar a los estafadores. ¡No dejes dinero sobre la mesa! Equilibrar el riesgo con la experiencia del cliente es esencial para obtener los máximos ingresos. Las soluciones más efectivas trabajan igual de duro tanto para aprobar a los clientes legítimos como para bloquear a los actores maliciosos.

    En busca de soluciones dinámicas

    La búsqueda de soluciones efectivas de prevención del fraude requiere innovación y adaptabilidad. Como los PSP se enfocan principalmente en su negocio central de ofrecer aceptación de pagos a las empresas, las soluciones contra el fraude integradas en la pasarela de pago pueden carecer del dinamismo de las ofertas especializadas en prevención del fraude.

    Las empresas se plantearán subcontratar sus capacidades de prevención del fraude a socios con experiencia en detección del fraude y optimización del comercio digital en toda la trayectoria del cliente, no solo en el punto de transacción.

    En este ámbito, los PSP, las pasarelas de pago y los procesadores de pagos pueden añadir soluciones como la indemnización por contracargos, la autorización como servicio (AaaS) y el análisis de grafos para optimizar por completo los índices de aprobación de las empresas.

    La necesidad imperiosa del análisis de datos

    La visibilidad parcial de la trayectoria del cliente plantea desafíos a las empresas. Muchas tienen dificultades para acceder a los datos de sus PSP de manera oportuna, en particular a la información relacionada con la PSD2, el fraude y el riesgo. La falta de datos procesables y de información sobre los índices de aprobación, las declinaciones y la reducción del fraude puede dejar a las empresas con incertidumbre sobre su rendimiento.

    Marcar erróneamente las transacciones legítimas como fraudulentas perjudica tanto a las empresas como a los consumidores.

    En la era de la PSD2, las empresas deben tomar decisiones informadas respaldadas por datos exhaustivos. Esto implica hacer preguntas de sondeo a los PSP y verificar las fuentes de datos. Además de centrarse en los índices de disminución del fraude, las empresas deben examinar la fricción en la preautorización y explorar el uso de 3DS Secure para optimizar la experiencia del cliente.

    El camino a seguir

    Ante un panorama de pagos que cambia con rapidez, las empresas y los procesadores de pagos deben trabajar juntos para adoptar una postura proactiva en la prevención del fraude. Cuando los PSP colaboran con un socio especializado en la prevención del fraude como Vesta, pueden ayudar a los comercios minoristas a mejorar los índices de conversión, optimizar la autenticación al nivel de las cuentas y reducir las declinaciones en falso, todo ello mientras garantizan una experiencia superior al cliente.

    La sinergia dinámica entre las plataformas de prevención del fraude y los PSP permite que los comercios minoristas desbloqueen el crecimiento global impulsando las conversiones, las aprobaciones y la optimización de los ingresos para los clientes actuales y potenciales. Es fundamental considerar la prevención del fraude y la optimización del comercio digital como un esfuerzo continuo y proactivo para afrontar el complejo panorama de los pagos digitales de forma segura y exitosa.

    ¡Conversemos sobre cómo podemos llevar tu procesamiento de pagos al siguiente nivel!

    Vesta

    Otras publicaciones que te pueden interesar