Solicitar una demo
    10 de junio de 2020

    Entrevista exclusiva de The Paypers con el Director Ejecutivo de Vesta

    iStock-900886394

     

    Cómo pueden las empresas combatir el fraude en el comercio electrónico en una época de cambios continuos - Entrevista exclusiva con Vesta

    Ron Hynes, Director Ejecutivo de Vesta, conversó con The Paypers sobre cómo se ha desarrollado el fraude en el comercio electrónico y qué pueden hacer las empresas para mantenerse a salvo y aumentar las ganancias

    ¿Podrías comenzar con una breve introducción sobre ti y sobre Vesta para nuestros lectores?

    Vesta es una compañía de tecnología financiera pionera en la protección contra el fraude y las tecnologías de pago completamente garantizadas. Llevamos más de 25 años prestando servicios en la industria y, si bien no hay dudas de la experiencia que tenemos en la industria de los pagos, somos únicos porque mantenemos un enfoque en el desarrollo de la tecnología y los productos y una mentalidad de crecimiento más similar a la de una compañía emergente de tecnología financiera. 

    Nuestro principal diferenciador es la plataforma de toma de decisiones en tiempo real que hemos creado, que utiliza la ciencia de datos y el aprendizaje automático e incorpora más de 25 años de inteligencia. Nuestra tecnología es realmente independiente de las industrias, ya sea para dar soporte a nuestros clientes de telecomunicaciones o a cualquier cantidad de negocios en línea o socios de canales, desde proveedores de servicios de pago, tarjetas prepagas y tarjetas de regalo electrónicas hasta billetes electrónicos y compras en los juegos. 

    En definitiva, analizamos las transacciones de pago en línea de los clientes para evaluar el riesgo de fraude. Cuando se realiza un pago en línea, las empresas deben implementar tecnología para determinar si este se debe aceptar. No se aceptan todas las transacciones, pero la inteligencia del aprendizaje automático de Vesta garantiza que se acepten las transacciones legítimas en lugar de que se rechacen por temor al fraude. Al confiar en nuestra solución de mitigación del fraude, respaldada por una garantía de fraude cero, nuestros clientes pueden aumentar sus índices de aprobación del 60 % a más del 90 % o 95 %, lo que conlleva un incremento en los ingresos y, en última instancia, en los resultados.

    Me siento muy privilegiado de trabajar con un gran equipo de personas aquí en Vesta. Llegué al puesto de Director Ejecutivo en 2019 y tengo experiencia en puestos de liderazgo en una variedad de compañías de tecnología financiera establecidas y emergentes. Estoy entusiasmado por hacer crecer esta compañía para que alcance su máximo potencial y por ayudar a nuestros clientes a alcanzar el suyo a través de nuestras soluciones. 

    ¿Qué nos puedes decir sobre el estado actual del fraude en el comercio electrónico? ¿Cómo se ha desarrollado el fraude en el comercio electrónico en los últimos años y cuál ha sido la respuesta a estos cambios por parte de las empresas?

    Las compras en el comercio electrónico están en su apogeo, pero también lo está el fraude. Se ha producido un incremento importante en los intentos de fraude con tarjeta no presente en los minoristas con el aumento del comercio electrónico y móvil en los últimos años y, particularmente, en los últimos 3 a 4 meses, ya que las empresas de todo tipo han implementado los pagos sin contacto. Algunos investigadores estiman que los minoristas perderán unos USD 130 000 millones de ganancias debido al fraude CNP de aquí a 2023. 

    El creciente riesgo del fraude parece ser desalentador para muchas empresas, lo que las lleva a reaccionar en una de dos maneras: haciendo grandes inversiones en tecnología de prevención del fraude que se configura y luego se olvida (que suele ser costosa) o rechazando todas las transacciones que parezcan dudosas. 

    Muchas veces, el resultado es que terminan gastando en exceso en herramientas contra el fraude (se gastan unos USD 4 por cada USD 1 de fraude real que se lleva a cabo) y ajustando en exceso los parámetros de aceptación, lo que supone un costo aún mayor en oportunidades perdidas. Las declinaciones de falsos positivos le cuestan al sector minorista unos USD 118 000 millones en ventas perdidas por año. A eso, se suma el hecho de que los clientes que son rechazados por un minorista suelen llevar su empresa a otro sitio y no volver jamás; entonces, estos métodos de prevención del fraude podrían suponer un riesgo mayor para las ganancias que el propio fraude. 

    ¿Nos puedes mencionar algunas de las formas en que la pandemia actual ha afectado a la industria del comercio electrónico?

    Por supuesto que el comercio electrónico ha tenido un aumento importante en los últimos meses dado que cada vez más personas buscan formas seguras de comprar y pagar en medio de la pandemia y, lamentablemente, el fraude aumenta al mismo ritmo. Para Vesta, nunca ha sido más importante mantener a salvo a las empresas y los consumidores en línea.

    Siempre que nuestros socios prestan servicios a un consumidor en un canal en línea o móvil, es allí donde estamos o donde queremos estar, preparados para validar esas transacciones, reducir el fraude, aumentar las aprobaciones y permitir que las empresas lleven a cabo su actividad en todo el mundo sin temor con nuestra garantía de fraude cero. Para muchos negocios pequeños y medianos, algunos en la lucha por mantenerse a flote y otros tratando de seguir diferenciándose, ampliando sus canales y reduciendo los factores estresantes del personal, internet ha sido la única fuente de ingresos durante la pandemia, por lo que cada transacción cuenta. Nuestro objetivo es eliminar los factores estresantes de la toma de decisiones relativa al fraude y permitir que las empresas accedan a ingresos que de otro modo se perderían durante esta crisis mundial y en adelante.

    Teniendo en cuenta todos estos desarrollos, ¿cómo recomiendas que las empresas aborden la lucha contra el fraude en el ecosistema actual? 

    Por lo que he visto en la industria y lo que he conversado en los últimos años, las empresas deben cambiar la forma en la que piensan sobre el fraude. 

    Muchos empresas se aferran a la meta poco realista de erradicar el fraude. Existe una forma sencilla de lograrlo: declinar todas las transacciones. Sin embargo, si un minorista pretende construir una empresa rentable, la prevención del fraude debe equilibrarse con el aumento en la cantidad de clientes y las ganancias. No se puede prevenir el fraude a costa de reprimir los ingresos y alejar a los clientes potenciales. Realizar ajustes para hacer un seguimiento de los índices de aprobación y de fraude es un primer paso en la dirección correcta. 

    Además, muchos pueden pensar en términos de detección del fraude en lugar de reconocimiento del fraude. El reconocimiento del fraude implica la creación de capacidades profundas de aprendizaje que permitan que un sistema aprenda y analice, de la misma forma que lo haría un humano, a fin de determinar si una transacción es sospechosa. En lugar de ajustar en exceso los parámetros de aceptación o elegir una herramienta contra el fraude de aquellas que configuras y te olvidas, se debe proporcionar a los sistemas efectivos contra el fraude la flexibilidad necesaria para aprender y adaptarse a los nuevos vectores de fraude: esto es fundamental para la protección contra el fraude y la generación de ingresos. 

     Lee la entrevista completa aquí.

     

    El equipo de Vesta

    Otras publicaciones que te pueden interesar